|

 

 
 

ARTICULOS RECOMENDADOS DE INFECTOLOGÍA

 
     
 

 

 

LA FOSFOMICINA, TRATAMENTO EFECTIVO PARA LA INFECCION DE VIAS URINARIAS

|
|
CARLOS EDUARDO PÉREZ DÍAZ, M.D.
|

|

INFECTOLOGÍA

|
     
  EN ESTE ARTÍCULO SE VEN PRINCIPALMENTE ESTOS TEMAS:  
  FOSFOMICINA   ANTIBIOTICO   CISTITIS   INFECCIÓN URINARIA   GÉRMENES UROPATÓGENOS   TRACTO URINARIO    
   
|
________________________________________________________________________

La infección urinaria como hemos discutido es una de las patologías mas frecuentes en las mujeres y es una situación muy importante en las mujeres embarazadas en donde las alternativas terapéuticas cada vez son mas estrechas. En busca de alternativas terapéuticas que sean eficaces y además de eso presenten seguridad y bajas tasas de resistencia hemos decidido desarrollar un planteamiento sobre el uso de la fosfomicina y las ventajas que presenta en el manejo de esa patología. 

ANTECEDENTES  

La creciente “epidemia” de resistencia bacteriana por gérmenes uropatogenos nos ha llevado a buscar alternativas terapéuticas que permitan la erradicación completa de las bacterias del tracto urinario pero además que sea una terapia segura y de gran cumplimiento. Las alternativas terapéuticas tradicionales utilizan terapias entre tres y cinco días cistitis no complicadas y la dosis de monoterapia en ocasiones se recomienda solo como profilaxis postcoital. La FOSFOMICINA aparece con un espectro bastante interesante al ser una terapia de una sola vez o una sola toma al día (indica alto cumplimiento) con alto impacto infección urinaria y además es una terapia segura. Este antibiótico tiene la importancia de estar disponible en la mayoría de ciudades en Latinoamérica, en España, Europa y con aprobacion de FDA es comercializada en el mercado americano. 

CISTITIS NO COMPLICADA 

La definición de cistitis, infección del tracto urinario bajo, esta determinada por la aparición de disuria (ardor), urgencia urinaria, tenesmo vesical y micción dolorosa. Estos episodios son frecuentes en la mujer y tienen como consecuencia molestias, fiebre, escalofrío, incomodidad generalizada. Decimos que la cistitis es no complicada cuando no presenta una patología como alteración metabólica, alteración funcional o estructural, germen resistente, o que la paciente este inmunosuprimida. La mayoría de infecciones urinarias son cistitis y la mayoría son no complicadas, las alternativas terapéuticas tradicionales se han basado en el uso de trimetropin sulfa, aminopenicilinas (ampicilina), o cefalosporinas de primera generación, estos esquemas son valiosos y han sido validos durante mucho tiempo, sin embargo los datos nacionales y mundiales de incremento en la resistencia de trimetropin sulfa y ampicilina son realmente preocupantes, las cefalosporinas de primera generación siendo una alternativa su uso se recomienda, de acuerdo solamente a los datos locales de resistencia. La fosfomicina es un antibiótico que en nuestro país no se ha comercializado profusamente lo que lleva a presumir una baja tasa de resistencia, si se revisa la literatura mundial se encuentra que menos de 1 o 2% en los países europeos donde se usa este medicamento y hay resistencia efectiva para E. Coli, es efectiva contra estreptococo y estafilococos entre otros gérmenes. El mecanismo de acción si bien no es novedoso es bien particular porque actúa en la fase uno del crecimiento bacteriano, contrario a lo que pasa con los betalactomicos que actúan en la fase tres de la formación de la pared celular. Esta parte de crecimiento de la pared celular donde afecta la fosfomicina y que la célula “madure” y por eso su acción es bactericida.  

La alternativa de fosfomicina en el tratamiento se indica por cobertura a los uropatogenos mas frecuentes, además de su facilidad posologica y el hecho de ser un medicamento bactericida sin embargo es de recordar que esta alternativa terapéutica es recomendada con el estomago vació y en lo posible con la vejiga vacía, es decir que primero haya una micción de la mujer y posteriormente la administración del medicamento (en ocasiones se recomienda una dosis nocturna). 

PARCIAL DE ORINA, GRAM DE ORINA SIN CENTRIFUGAR, UROCULTIVO 

Las cistitis no complicadas en su primera o segunda ocurrencia no requieren urocultivo. El examen de gram de orina sin centrifugar es muy importante y relevante ya que le permite identificar rápidamente la presencia o no de bacterias y esto se correlaciona con bacteremia significativa (mayor de 100.000 unidades formadoras de colonias) además nos esclarece la morfología y nos permitirá dar tratamientos antibióticos para Gram negativas o para gérmenes Gram positivos. Los antibióticos prescritos para la infección urinaria, son medicamentos que requieren cumplimiento y tasa bactericida importante por eso muchas veces se sobre trata la infección urinaria sin documentar realmente la presencia de bacterias, el gram de orina sin centrifugar es un examen que se puede realizar en cualquier sitio o lugar de primero, segundo, tercero o cuarto nivel y permite una rápida orientación. Los autores recomiendan que cuando el paciente tenga sonda uretral o cualquier dispositivo en las vías urinarias se realice el gram de orina centrifugado.

El parcial de orina se debe correlacionar con el cuadro clínico para poder afirmar que ser trata de una infección urinaria, muchas veces cuando se encentra la presencia de piuria o leucocituria sin la presencia bacteriuria hay que sospechar enfermedades como tuberculosis renal u otras enfermedades granulomatosis que comprometan la vía urinaria. Asi mismo, la presencia de bacteriuria y no hay  presencia de priuria, constituye un manejo de bacteriuria sintomática que como discutiremos mas adelante tiene un manejo distinto. Por si solo el parcial de orina no hace diagnostico de infección urinaria si no se acompaña de una adecuada anamnesis y estudio de los pacientes. Es de recordar que pacientes que tienen alteraciones urinarias requieren dispositivos urinarios como catéteres y bolsas de nefrostomia, en muchísimas ocasiones tienen alteraciones del parcial de orina que no son significativas o que no determinan cierto tratamiento antibiótico. 

BACTERERIA SINTOMATICA 

La bactereria sintomática es una actividad que ha llevado al sobreuso de los manejos antibióticos, generalmente las bacterias se presentan cuando se encuentran en catéteres urinarios o en personas que tienen alteraciones anatómicas importantes. Queremos llamar la atención en que no todo bactereria sintomática se debe tratar, las condiciones para tratar esta patología se listan a continuación:  

  1. Embarazo

  2. Pacientes inmunosuprimidos

  3. Pacientes que requieren la vía urinaria estéril (que van a ser llevados a procedimientos quirúrgicos)

  4. Pacientes que van a ser llevados a cirugías que requieran material protésico (prótesis de cadera)

La bactereria sintomática en el embarazo requiere la atención muy importante porque se relaciona con la amenaza de parto pretermino u otro tipo de alteraciones que pueden poner en riesgo la gestación, es por eso necesario hacer en forma constante pruebas en la orina para determinar o no la presencia de bacterias, tradicionalmente se ha usado y con éxito, sin duda, la ampicilina y las cefalosporinas de primera generación como alternativas terapéuticas,  sin embargo como hemos comentado, el incremento de la resistencia bacteriana hace buscar alternativas. La fosfomicina aparece como una alternativa simple y eficaz para el tratamiento de la bactereria sintomática en la mujer embarazada, ya que es un medicamento seguro, sus complicaciones urinarias y son mínimos los síntomas que se presenta y que puedan llevar a alteraciones de la gestación. Esta alternativa de utilizarla una vez al día le permite a la mujer seguridad y confianza en el tratamiento de esta patología. El uso de otros antibióticos durante la gestación no esta contraindicado, debe ser manejado por un experto y se buscan alternativas terapéuticas para evitar que haya constante aparición de infecciones bacterianas en la orina y por eso es recomendable que se acompañe de una política educativa: 

La mujer debe realizar una evacuación urinaria constante, además mantenerse hidratada,las infecciones cervicovaginales debe ser tratada consultar con el medico de forma pronta y oportuna.  

CONCLUSIONES

La fosfomicina aparece como un tratamiento y una alternativa terapéutica ideal, eficiente y eficaz en los pacientes con cistitis no complicada o bactereria sintomática para su tratamiento, sin embargo es necesario que se tengan en cuenta las demás alternativas terapéuticas de acuerdo a la experiencia y los perfiles epidemiológicos de resistencia. Es necesario saber que los pacientes con enfermedades de inmunosupresion o alteraciones anatómicas que se considere que la infección urinaria es complicada requieren otro tipo de esquemas y preparaciones antibióticas que a lo largo de esta pagina y estos artículos iremos desarrollando con el tiempo.

CARLOS EDUARDO PEREZ DIAZ, M.D.

SERVICIOS Y ASESORÍAS EN INFECTOLOGÍA

   

PÁGINA DE INFECTOLOGÍA EN SUSMEDICOS.COM

 
 

 

 

 
 
Copyright ® 2001-2013 SusMedicos.com  ALL RIGHTS RESERVED

       Diseño & Mantenimiento: SusMedicos.com
QUALITY MED LTDA.
1
Última modificación: Junio 5, 2012