EL OÍDO ESTRESADO

DR. GERMÁN PABLO SANDOVAL, M.D.
OTORRINOLARINGÓLOGO

Sintomatología: ruido en los oídos (tinitus), sensaciones vertiginosas, sensación de oído tapado, disminución de la audición en forma subjetiva y dolores de oído, de cabeza, cuello y espalda.

El estrés dispara una gran tensión muscular que involucra de manera notoria a los músculos de la masticación y el cuello. Cuando sucede esto las personas reportan esta tensión como rigidez de nuca y tirantez facial-oral acompañadas de variados dolores, que terminan siendo del dominio de la ansiedad y la depresión psicológica. Indudablemente la pregunta es: Cómo relacionar el estrés emocional y las estructuras del oído?

El oído y sus estructuras anatómicas se relacionan con el sistema masticatorio a través de varias formas: por la proximidad, por músculos en común y por vías neurológicas. En un oído medio normal existen estructuras óseas que comunican el oído externo y el interno y que están  unidas entre si por músculos, articulaciones, por ligamentos y a la membrana timpánica, además de ser las encargadas de comunicar el sonido por vibraciones desde el exterior hasta el oído interno en donde se procesan esas señales como sonidos.

La tensión emocional que activa los músculos de la masticación produce efectos dentro del oído que se expresan sintomáticamente como  ruidos subjetivos (tinitus), sensación de oídos tapados y en algunos casos dolor de oído. Así cuando hay hiperactividad muscular masticatoria, apretamiento dental o Bruxismo nocturno  por aumento del estrés emocional, también se tensionan los músculos del oído, llegándose inclusive a estados de espasmo y mal funcionamiento de las estructuras conectadas a estos músculos en el oído. El paciente podría además reportar síntomas como oídos tapados, disminución de la audición en forma subjetiva e impresiones vertiginosas.  Síntomas que pertenecen al oído interno y que se altera por tensión muscular y presión anormal en el oído. Muchos son los aspectos que demuestran el vínculo del estrés emocional con los síntomas en oído y la tensión muscular incrementada en cabeza, cuello y espalda que conectan el sistema masticatorio y el oído.

Factores de riesgo

  • Estrés emocional: rabia, miedo, ira, ansiedad, depresión.
  • Hábitos como comer hielo, comerse las uñas, chuparse los dedos, morderse los labios y las mejillas, morder el lapicero y otros objetos como ganchos, plásticos y palillos, abrir envases u objetos con los dientes, apretar y rechinar los dientes (bruxismo),
  • Microtrauma: Masticar o triturar en exceso: chicles, turrones, caramelos, carne, pulpas de frutas duras o secas como manzana, pera, ciruelas, coco, maní etc.
  • Macro-trauma: accidentes de auto, golpes en cabeza y cuello, deportes de contacto.
  • Tratamientos odontológicos que impliquen mantener por largos periodos de tiempo la boca abierta o sobreabierta. La ortodoncia y ortopedia maxilar produce cambios posicionales dento-oclusales que conllevan movimientos de reacomodación en toda la estructura. Entonces, el sistema masticatorio trata de protegerse del dolor y la inestabilidad de la mordida con mayor actividad muscular constante lo que produce síntomas musculares y referidos a cabeza y cuello e inclusive muchas veces daños mayores a nivel articular.

Tenga en cuenta

  • Los estudios demuestran la exagerada actividad muscular masticatoria que sucede cuando estamos dormidos y que explica esa sensación de apretamiento o entumecimiento de los músculos en su cara cuando se despierta.
  • Usted puede evitar apretar los dientes en el día pero no en la noche.
  • El cansancio de los músculos masticatorios produce síntomas como ruido en los oídos (tinitus), sensaciones vertiginosas, impresión de oído tapado, disminución de la audición en forma subjetiva y dolores de oído y de cabeza.
  • Ya existe un dispositivo mecánico, diferente a las placas , con un efecto duradero y efectivo para disminuir la actividad muscular no funcional de su sistema masticatorio, protegiendo su aparto dental del desastroso apretamiento dental y del bruxismo muchas veces sin necesidad de medicamentos que regulen su tensión muscular.
  • La termoterapia, la biopuntura con medicaciones de tipo alternativo, son excelentes opciones dentro del manejo integral u holístico de esta alteración tan pobremente reconocida y tratada.
  • Un cambio de actitud hacia los factores que disparan su estrés, permitirá el mejor tratamiento, siendo el mejor tratamiento el menos invasivo y el que ofrezca resultados sostenidos.

Consultemos su caso en Internet: www.oidoestresado.com.  Clínica de Otorrinolaringología Audiofon -Centro Médico Ardila Lülle: 639 3696 – 638 4160 en Bucaramanga.

DR. GERMÁN PABLO SANDOVAL, M.D.
OTORRINOLARINGÓLOGO

Compártelo con tus amigos

  • Facebook
  • Twitter
  • Email
  • Google Plus