ARTICULOS RECOMENDADOS DE CIRUGIA PLÁSTICA

|

|

PREVENCIÓN DE ENFERMEDADES DE LA PIEL

|

Cirujano Plástico
Medellín - Colombia
Miembro de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica
|
|

 

La piel es como un escudo protector de agentes externos, nocivos para las personas. Se podría decir que es la envoltura o el empaque de un producto, dicho de otra forma, es el manto en el que están envueltas las personas. Por ello se hace vital cuidarla y protegerla de esos peligrosos factores externos que atentan contra su salud y belleza.

Está compuesta por dos capas, la más superficial llamada Epidermis; y la más profunda, la Dermis. En la epidermis se encuentran células activas que se encargan de producir nuevas células que reemplazan las que van muriendo. Se podría decir pues que la piel cumple con una función de auto regeneración, que permite una apariencia saludable.

No obstante, es necesario mantener unos hábitos que prolonguen la juventud y belleza de la piel y eviten ciertas enfermedades o lesiones producto de agentes externos o incluso, propios de las características particulares de las personas como las manchas o los lunares.

En este orden de ideas, mantener una buena alimentación rica en frutas, verduras y proteínas y con un alto consumo de agua hace que la piel esté hidratada y con nutrientes, además de retardar el envejecimiento. Por el contrario el consumo abundante de grasas, gaseosas, productos con preservativos o embutidos, el cigarrillo y el licor, abonan terreno para el desgaste de la piel.

También el cuidado del sol previene las manchas, pecas, quemaduras y el cáncer de piel.  Cada día los rayos del sol se hacen más nocivos, en contraste con la tendencia de mantener un buen bronceado. Es posible tomar el sol y adquirir un buen color de piel, teniendo en cuenta el uso de un buen bloqueador solar con un buen factor de protección, evitar exponerse en horas del medio día cuando es más fuerte la radiación, no consumir cítricos en el periodo de tiempo en el que se expone al sol, consumir bastante agua, aplicarse cremas hidratantes después de tomar el sol. La piel se puede preparar consumiendo beta carotenos, que se encuentran en las frutas y verduras amarillas y naranjadas como la zanahoria, el mango y la ahuyama.

Es importante recordar que las pieles más blancas son más propensas a la insolación, por lo que después de largas exposiciones al sol sin la debida protección, la persona puede presentar quemaduras de primer y segundo grado en la piel, produciéndose así manchas y pecas difíciles de borrar, al igual que ardor y pequeñas burbujas que pueden causar heridas en la piel.

Otra enfermedad común es la dermatitis que es un padecimiento crónico representado en enrojecimiento de algunas zonas de la piel, irritaciones, resequedad y rasquiña en el área afectada; por periodos de tiempo variables.

Esta patología se presenta por contacto físico de la piel a ciertos estímulos. Se puede presentar también dermatitis alérgica o por contacto, que se origina por agentes irritantes como jabones, animales, polvo o temperaturas determinadas. Este padecimiento se previene evitando el contacto con estos elementos, además del uso permanente de cremas y jabones dermatológicos especiales que ayudan a proteger la piel de estos síntomas.

Así mismo, aunque las manchas no son propiamente una enfermedad de la piel, sin son una causa del deterioro de la misma, muchas veces son factores hereditarios que la predisponen a la aparición de ciertos parches en determinadas áreas, casi siempre de la cara. Para su tratamiento se sugiere visitar a un especialista que recomiende el uso de cremas que eviten la pigmentación anormal de esa parte, además del cuidado con el sol y la alimentación.

Las estrías son otro padecimiento común en las mujeres, son producto de los embarazos y los cambios bruscos de peso. Cuando están en su etapa inicial se presentan como pequeñas rayas rojas acompañadas de rasquiña, en ese momento se puede evitar su crecimiento con la aplicación de cremas antiestrias. Si éstas ya existen se pueden tratar con láser o Peeling, permitiendo la regeneración de esas capas de piel y dando una apariencia más losana.   

Por último, y aunque son más las patologías de la piel, las cicatrices suelen ser las más comunes, se presentan desde la niñez con caídas y golpes que generan traumas en el tejido, originando así cicatrices que están durante toda la vida. Aunque es muy difícil evitarlas, una vez adquiridas es importante no exponerlas al sol durante su periodo de maduración (de 4 a 8 meses aproximadamente) tratarlas con cremas cicatrizantes y parches reductores de cicatrices. Si la piel tiene tendencia a la cicatrización en queloide, es decir cicatrices abultadas, es posible su tratamiento con infiltraciones hechas por un especialista o la corrección quirúrgica de la misma, que si bien no la desaparece le da una apariencia más discreta.

En general todas las anomalías dermatológicas se pueden evitar, es importante recalcar los buenos hábitos alimenticios, evitar el licor y el cigarrillo, el trasnocho y las largas horas de exposición al sol; y usar bloqueadores solares, cremas hidratantes y humectantes.

 
 
 
 
 
|

Cirujano Plástico
         

 

_________________________________________________________________________________

PÁGINA PRINCIPAL  |  QUIENES SOMOS  |  AFILIACIÓN  |  ENLACES  |  ESPECIALIDADES  |  F.A.Q.  |  CONTACTO

 

 
 
Copyright ® 2001-2014 SusMedicos.com  ALL RIGHTS RESERVED

       Diseño & Mantenimiento: SusMedicos.com
QUALITY MED LTDA.
1
Última modificación: Marzo 16, 2014