7 Jul 2016

Levantamiento de cejas endoscópico

Una frente arrugada, envejecida no sólo lo hace parecer mayor, sino que en algunos casos le puede dar un aspecto de enojado. Al formarse pliegues horizontales en la frente y cejas, aparecen unos surcos que crean las líneas de expresión. El levantamiento de cejas endoscópico suaviza y restaura la frente, solucionando estos problemas creando una apariencia más joven y fresca sobre los ojos.

El procedimiento endoscópico tiene varias ventajas sobre su contraparte quirúrgica. Sólo precisa de 3 a 5 incisiones pequeñas (más o menos 1 pulgada de longitud) en lugar de la tradicional incisión de oreja a oreja, la línea del cabello continúa inalterada, y el procedimiento puede efectuarse con o sin elevación de las cejas. El procedimiento endoscópico asimismo resulta en una recuperación más rápida y unas cicatrices más discretas.

Recomendaciones para Antes y Después del procedimiento

Es necesario tener una dieta equilibrada, rica en nutrientes antes de la cirugía. Una dieta saludable ayudará a apresurar la recuperación. Asimismo es buena idea planear y preparar comidas nutritivas que son simples de calentar con lo que no deberá pasar mucho tiempo en la cocina a lo largo de su recuperación.

  •  Si usted fuma, es recomendable abstenerse de fumar a lo largo de cuando menos 6 semanas ya antes y después de la cirugía. Esto reduce el peligro de infección y fomenta la curación más veloz.
  • No tome fármacos que contengan aspirina ni ibuprofeno a lo largo de las 2 semanas previas a la cirugía.
  • No coma ni beba después de la medianoche el día antes de la cirugía.
  • Asegúrese de que no tiene gripa ni quemaduras de sol el día de la cirugía.
  • No se debe usar maquillaje ni ponerse lentillas cuando se vaya a realizar el procedimiento.
  • Conviene tener a alguien que lo o la acompañe a la clínica para que después del procedimiento lo pueda acompañar a casa y, de ser posible, ayudarle en la casa en sus labores mientras se recupera.

 

Procedimiento

El cabello queda atado atrás y recortado detrás de la línea del pelo donde se hará la incisión.
El cirujano hace de 3 a 5 incisiones cortas (menos de 1 pulgada de longitud) a lo largo del cuero cabelludo. Se inserta un endoscopio (una pequeña cámara) en una de estas incisiones permitiendo al cirujano ver los músculos y los tejidos bajo la piel.

Por medio de otra incisión, el cirujano levanta la piel de la frente y ajusta o bien suprime los músculos para producir una apariencia más suave. Las cejas pueden levantarse de esta forma y asegurarlas en una posición más alta con las suturas bajo la superficie de la piel o bien con los tornillos de fijación temporal puestos detrás de la línea del cabello. Se cierran las incisiones del cuero cabelludo con puntadas o bien con clips y se lava la zona. Se aplican vendajes de gasa flexible.

Expectativas

Después del procedimiento, los pacientes pueden experimentar un entumecimiento, hinchazón o molestias en los sitios de las incisiones. Esto es normal y pasará con el tiempo. El dolor en el sitio de las incisiones es normalmente mínimo y puede controlarse con medicación, si es necesario. La hinchazón puede tratarse con compresas frías.

Los 2 días siguientes a la cirugía debe tratar de cuidarse. Asimismo las vendas se quitarán dentro de esos dos primeros días. Entonces, usted podrá ducharse y ponerse champú en el cabello.

Al cabo de 1 semana, los puntos de sutura o bien las grapas se podrán quitar, y a las 2 semanas se pueden eliminar los tornillos de fijación. A las 3 semanas la mayor parte de los signos visibles de la cirugía debe haber desaparecido. Aunque los pacientes seguramente se sentirán listos para regresar a trabajar o a la escuela apenas 7 a 10 días tras el procedimiento, debe tomarlo con calma y limitar la actividad rigurosa hasta pasadas varias semanas. Debe limitarse la exposición prolongada al calor y a los rayos del sol debe durante varios meses.

Riesgos

Como con cualquier cirugía, existen posibles complicaciones. La mayoría son menores y pasarán con el tiempo. Las posibles complicaciones incluyen daño a los nervios que controlan el movimiento de la ceja (generalmente temporal), infección, sangrado y reacciones a la anestesia. Puede reducir el riesgo de dificultades siguiendo fielmente las instrucciones antes y después de la cirugía.

Si ocurre una complicación durante una Frontoplastia endoscópica, el cirujano puede tener que desamparar el acercamiento endoscópico y mudar el procedimiento usual, abierta, que va a dar como resultado una cicatriz más extensa y un período de recuperación más largo. Hasta la data, estas dificultades son extrañas–estimada en menos del 1 por cien de todos y cada uno de los procedimientos de endoscopia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

one × 3 =