Culebrilla o Herpes Zoster

caso de culebrilla o herpes zoster

¿Qué es la culebrilla?

Es una enfermedad también conocida como herpes zoster causada por el virus de la varicela. Una infección viral benigna, que se puede contagiar muy fácilmente, bien sea por contacto directo con las ampollas de una persona infectada, o si ésta tose o estornuda cerca. Se manifiesta en una erupción o sarpullido doloroso, puede aparecer a cualquier edad, sin embargo, en la mayoría de casos sale después de los 50 años a las personas que en alguna época de su vida hayan tenido varicela.

Esta enfermedad puede complicarse en las personas cuyo sistema inmunitario sea débil.

Para evitar adquirir este virus existe una vacuna contra el virus de la varicela, Sin embargo, una vez que se adquiere, la infección no vuelve a dar pero se queda dentro del organismo, y puede reaparecer en la edad adulta pero con el nombre de culebrilla. Ya que el virus de la varicela al quedar presente en el cuerpo ataca las células nerviosas y produce que se reactive. Es por esto que cualquier persona que haya tenido varicela sin importar la edad puede contraer culebrilla, que a su vez puede complicarse si no se realiza el tratamiento para la culebrilla.

La culebrilla es contagiosa?

Esta es una enfermedad no contagiosa, y con el tratamiento para la culebrilla, es más fàcil de llevar, sin embargo, si no se ha tenido varicela, y se tiene contacto directo con las ampollas de una persona con una erupción de este tipo, se corre el riesgo de contagiarse de varicela en vez de herpes zoster, ya que las ampollas de esta enfermedad contienen el virus de la varicela en su interior.

Sintomas de la culebrilla

La culebrilla o herpes zoster se manifiesta con ardor, dolor, hormigueo y picazón en la cara o en un lado del cuerpo. Después de dos o catorce días aparecen las ampollas y granos dolorosos en la piel, tras la aparición de ampollas sale una costra sobre las ampollas y dos o cuatro semanas después las ampollas y los granos sanan y en muy pocos casos se da la reaparición de estos, rara vez el dolor va acompañado de fiebre o dolor en los músculos.

Si usted sospecha que puede necesitar un tratamiento para la culebrilla, es probable que tenga estos síntomas:

  • Dolor abdominal
  • Fiebre y escalofríos
  • Sensación de malestar general
  • Úlceras genitales
  • Dolor de cabeza
  • Dolor articular
  • Inflamación de los ganglios linfáticos.

En caso de que el herpes zoster afecte un nervio facial se puede presentar dificultad para mover algunos músculos de la cara, caída de los párpados, hipoacusia (disminución de la capacidad auditiva), pérdida del movimiento del ojo, problemas en el sentido del gusto, y problemas de visión.

Tipos de Herpes Zoster

Oftálmico

Cuando este virus aparece en los ojos se le llama Herpes Zoster Oftálmico, en este caso se tendrá que manejar con más cuidados ya que podría llegar a causar la pérdida de la visión por completo. La mayoría de pacientes que presenta este virus queda con conjuntivitis, para evitar que la enfermedad avance se necesita hacer el tratamiento para la culebrilla.

Los síntomas del oftalmológico antes de la erupción cutánea, son dolores en la frente, los párpados, las aletas de la nariz y en la zona superior de la mejilla, y en muchas ocasiones, el cuadro sintomático se completa con fiebre, dolor de cabeza y una sensación de malestar como en el caso de la culebrilla.

El oftalmológico, se resuelve por sí mismo dentro de 2 0 4 semanas como en el caso del herpes zoster general.

Neuralgia postherpética

La diferencia está en que con el herpes zoster general se puede presentar una condición de dolor crónico, también conocida como neuralgia postherpética, que se presenta en los casos en los que las ampollas desaparecen pero los síntomas no.

Esto puede durar hasta una año y en muy pocos casos más de un año, si no se hace el tratamiento para la culebrilla.

La neuralgia postherpética puede limitar sus actividades cotidianas y laborales, puede generar un cambio en la forma en la que se relaciona con sus familiares y amigos, además de causar frustración, y estrés lo que podría empeorar el dolor y los síntomas.

Esta enfermedad no tiene cura, pero existen medicamentos que sirven para aliviar el dolor y las molestias que conlleva la neuralgia postherpética. Los medicamentos más comunes que usan los pacientes con esta enfermedad son los llamados AINE, para estos medicamentos no es necesario tener formula medica. Lo medicamentos tipo AINE son el ibuprofeno como el advil,  y el naproxeno como el naprosyn, estos se pueden combinar con el tratamiento para la culebrilla.

La neuralgia posherpética también se puede tratar con analgésicos OTC, cremas de capsaicina (dos marcas: Capzasin-P, Zostrix), o un parche que contenga un medicamento para adormecer el área, que se llama lidocaína.

Advertencia: Antes de usar alguno de estos medicamentos debe consultar con su médico de cabecera, ya que si sufre de presión arterial alta, enfermedad renal, úlceras gástricas o una cardiopatía no es recomendable el uso de estos. En este caso, el médico puede recetarle analgesicos narcóticos para que el paciente los tome únicamente cuando tenga dolor, y en un horario regular cuando el dolor es difícil de controlar.

Tratamiento para la culebrilla

foto de culebrilla

La culebrilla no tiene cura, ya que los síntomas, dolor y sarpullido normalmente desaparecen después de unas semanas, sin embargo, existen varios tratamientos para disminuir las molestias y el dolor que esta enfermedad genera.

El principal tratamiento para la culebrilla es el uso de antivirales como el aciclovir, famciclovir, y/o valaciclovir. La elección del medicamento dependerá del médico de cabecera, no es recomendable tomar medicamentos sin autorización de un profesional, ya que este le recomendará el mejor en cada caso, teniendo en cuenta factores como su salud, su edad, entre otros.

Estos medicamentos tienen más efecto si se comienzan a usar en los primeros tres días después de salido el sarpullido. Su médico también podrá recetar algún corticoide que irìa incluido en el tratamiento para la culebrilla para disminuir la picazón y la hinchazón, como la prednisona, que puede emplearse para reducir la inflamación y el dolor.  Sin embargo, estos medicamentos no funcionan en todos los pacientes.

Otros medicamentos pueden incluir:

  • Antihistamínicos para reducir la picazón (tomados por vía oral o aplicados en la piel)
  • Analgésicos
  • Zostrix, una crema que contiene capsaicina (un extracto del chile picante) para reducir el dolor

Cabe aclarar que ningún medicamento que le recomiende su médico es para eliminar por completo el virus de la culebrilla, sirven como tratamiento para la culebrilla, y le ayudarán a aliviar los síntomas para que la enfermedad sea más fácil de llevar, e incluso en algunos casos ayudan a que el virus se vaya más rápido. No olvide que lo más importante es que siga las indicaciones que su médico de cabecera le de para cuidarse y recuperarse lo más pronto posible.

Remedios caseros para la culebrilla

Algunos tratamientos que puede hacer en su casa para aliviar el ardor son la aplicación de compresas húmedas y frías en la piel, y tomar baños calmantes además del reposo en cama hasta que baje la fiebre en caso de presentarla.

Desarrollo de la enfermedad

Aquí podemos ver el desarrollo de la culebrilla a través de los diferentes días.

Qué hacer cuando se contrae?

Si usted presenta síntomas de herpes zoster, pida una cita médica de manera inmediata para comenzar el tratamiento para la culebrilla lo antes posible, de esta forma hacer más llevadera la enfermedad. Y evitar posibles complicaciones como la neuralgia postherpética.

Y en caso de presentar esta enfermedad lo más recomendable es que se mantenga alejado de las personas que no hayan padecido varicela en ningún momento de su vida, en especial los niños menores de 10 años, además de seguir las indicaciones de su médico al pie de la letra, tendrá que continuar el tratamiento para la culebrilla y mantener reposo para evitar cualquier complicación.

Vacuna

No hay que olvidar que pese a que la culebrilla no es una infección contagiosa, se puede llegar a contraer si en algún momento de la vida se tuvo varicela, si usted es mayor de 50 años y cree que puede adquirirla, consulte con su médico de cabecera para que antes de padecerla le recomiende  la vacuna, ya que está sólo se puede aplicar en las personas mayores de 50 años y solo se aplica bajo autorización médica, ya que como cualquier medicamento, puede causar reacciones alérgicas graves. Sin embargo, es mínimo el riesgo de que una vacuna cause un daño serio. En cuanto a la de la culebrilla, no se han identificado problemas serios, por el contrario se descubrió que también sirve como calmante para el dolor si ya se tiene herpes zoster.

Para evitar la aparición de la culebrilla se debe aplicar una vacuna, que normalmente es recomendada a las personas mayores de 50 años o más. NO se recomienda la vacuna contra la culebrilla para las personas que sufren de reacciones alérgicas al antibiótico neomicina, o a la gelatina, que tienen el sistema inmunitario débil a causa de enfermedades como la leucemia, el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA), a personas que estén en tratamiento contra el cáncer, o si se están tomando corticosteroides en cantidades grandes, y por último no se puede aplicar esta vacuna a las mujeres embarazadas o que podrían quedar embarazadas pasadas 4 semanas de la aplicación. Si ya presenta síntomas de esta enfermedad es necesario que se realice el tratamiento para la culebrilla que se expondrá más adelante en este artículo.

Natalia Padilla
Jefe de Prensa de
Centro Dermatológico del Country
www.centrodermatologicodelcountry.com

Fuente y crédito del Material gráfico: https://es.wikipedia.org/wiki/Herpes_z%C3%B3ster

.

.

CompartirTweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0