ARTICULOS RECOMENDADOS DE CIRUGÍA GENERAL

HERNIORRAFIA UMBILICAL
CIRUGÍA DE CORRECCIÓN DE HERNIA UMBILICAL

Dr. Germán Jiménez Sánchez, M.D.
Cirugía General

La herniorrafia umbilical es el procedimiento quirúrgico de elección para la reparación de la hernia umbilical en el adulto.

Se trata de una cirugía ambulatoria realizada bajo anestesia regional o local,  con un post operatorio poco doloroso e incapacidad de muy pocos días, con lo que muy rápidamente el paciente podrá retornar a sus actividades cotidianas.

El paciente se presenta en la clínica el día programado para la intervención, habiendo sido estudiado por su cirujano y por el anestesiólogo. Debe llegar con al menos 1 hora antes de la cirugía habiéndose bañado normalmente y en ayuno de 8 horas.

Ingresa a la sala de recibo del quirófano en donde le dará la bienvenida su cirujano y las enfermeras del equipo. Allí se prepara y se le viste con un atuendo especial, se le canaliza una vía venosa para colocar sueros y medicamentos. Luego pasa al la sala de cirugía en donde se realizará el procedimiento anestésico y quirúrgico. Permanentemente serán monitoreadas las funciones vitales a través de aparatos de alta precisión.

En la sala de cirugía entonces estará el paciente con su cirujano, su anestesiólogo, el médico ayudante las enfermeras y la instrumentadora quirúrgica; una vez se inicia la anestesia se desinfecta la piel del abdomen con una solución yodada y se inicia la cirugía.

La Herniorrafia Umbilical consiste en la realización de una herida quirúrgica transversa sobre el borde inferior del ombligo y hacia su aspecto interno, a través de la cual se  separan e individualizan los tejidos hasta la identificación del defecto herniario. Se realiza el desprendimiento del ombligo con lo que el contenido de la hernia  puede ser regresado al interior de la cavidad abdominal y se procede al cierre de la hernia mediante la colocación de suturas no absorbibles utilizando una técnica especial.

Una vez se ha cerrado completamente el defecto herniario, se fija el ombligo nuevamente a la pared abdominal y posteriormente se cierra la piel.

Terminada la cirugía se coloca dentro del ombligo una pequeña torunda de gasa y se protege la herida con apósitos autoadhesivos los cuales se retiran 24 a 48 horas después.

El paciente es conducido a la sala de recuperación en donde una vez termine el efecto anestésico se le ofrecen alimentos suaves y una vez los tolere y no tenga dolor se le da de alta con todas las indicaciones y receta médica.

Recuerde que siempre tendrá una vía directa de comunicación con su cirujano de forma permanente.

Dr: Germán Jiménez Sánchez M.D.
Cirujano General

ACCEDA AQUÍ A OTROS ARTÍCULOS DEL DR. GERMÁN JIMÉNEZ SÁNCHEZ:

Cálculos Vesícula Biliar

Hernia Inguinal
Hernia Umbilical

Compártelo con tus amigos

  • Facebook
  • Twitter
  • Email
  • Google Plus