|

 

 
 

ARTICULOS RECOMENDADOS DE ORTOPEDIA

 
     
 

 

 
     
 

 

 
     
     
 

 

 
     
     

 

   
  SÍNDROME DEL TUNEL DEL CARPO  
 

JORGE GONZÁLEZ USCÁTEGUI, M.D.

Cirugía de la Extremidad Superior y de la Mano
Cirugía Reconstructiva y Microcirugía.
Ortopedia y Traumatología

 

CLIC AQUÍ PARA PAQUETES QUIRÚRGICOS DE ORTOPEDIA

_______________________________________________________________________

|
|
|

Los problemas causados por la compresión de un nervio en la mano se reconocen cada vez con mayor frecuencia. Síntomas como dolor en la mano, ardor, calorpresión, adormecimiento, sensación de corrientazo, y pérdida progresiva de la fuerza en la mano, la muñeca o el brazo, nos están sugiriendo la presencia de un Síndrome del Túnel del Carpo.  Este  término describe un grupo de síntomas asociados a la compresión del Nervio Mediano en la muñeca siendo éste el lugar de diagnóstico más frecuente.  

Tunel del Carpo: diagrama que muestra el área de dolor producido por el Tunel del Carpo. CLIC PARA VERLO EN GRANDE.

|

El Síndrome del Túnel del Carpo afecta principalmente a personas entre la cuarta y la sexta década de la vida y predomina en mujeres, usualmente afectando inicialmente la mano dominante. Aquellas personas con condiciones como Artritis Reumatoide, Diabetes Mellitus, Hipotiroidismo, y Embarazo, tienen mayor riesgo de adquirir el Síndrome del Túnel del Carpo, aunque existen otros factores relacionados con su aparición como  la Obesidad y el Factor Ocupacional.  Este último grupo típicamente corresponde a trabajadores industriales, que desarrollan síntomas en relación a movimientos repetitivos durante el trabajo.     

El grado de la compresión sobre el Nervio Mediano induce síntomas variables que  van desde el dolor y/o adormecimiento diurno o nocturno de los dedos pulgar, índice  y medio de la mano (parestesias),  hasta la debilidad de la mano.  En ocasiones esta compresión se asocia a compresión en otro nivel como la columna cervical.  La presión en el Túnel del Carpo también varía en los diferentes arcos de movilidad, siendo  menor cuando la muñeca esta en posición neutra y mayor en flexión o extensión. 

Durante el exámen físico se realiza una completa exploración sensitiva y motora bilateral de las extremidades superiores identificando todos los posibles sitios de compresión del nervio. Se llevan a cabo pruebas de provocación como la percusión (signo de Tinel) que será positiva si hay irradiación del dolor,  la  flexión o extensión de la muñeca durante un minuto que genere adormecimiento de los dedos (signo de Phalen) y la reproducción de síntomas con la compresión directa sobre el Túnel del Carpo (signo de Durkan).  Otras pruebas evalúan el umbral de presión en la piel (Semmes-Weinstein), el umbral de vibración y la discriminación de dos puntos.  

Los apoyos diagnósticos no deben reemplazar la exploración clínica ya que estos presentan grandes limitaciones.  Por ello, el tratamiento no debe realizarse exclusivamente basado en sus resultados. La electro miografía y los estudios de conducción se utilizan para evaluar nervios motores sensitivos o mixtos. En estadíos tempranos de compresión, estos estudios son en su mayoría normales, ya que se asocian con cambios iniciales en la vascularización del nervio. A medida que la compresión aumenta hay mayor compromiso sobre la envoltura del nervio (desmielinización),  y la velocidad de la conducción nerviosa a través del lugar de la compresión disminuye. La pérdida suele aparecer hasta períodos avanzados. Estos estudios son útiles, para confirmar la presencia del Síndrome del Túnel del Carpo y descartar otro tipo de problemas asociados. 

El tratamiento no quirúrgico está recomendado en estadíos iniciales para disminuir los síntomas.  El uso de férulas durante la noche disminuye la presión sobre el nervio y son más efectivas en posición neutra. El uso de medicamentos antinflamatorios y el consumo de vitamina B6 son controversiales. Los ejercicios de estiramiento, deslizamiento del nervio y las modificaciones ergonómicas están indicados durante el trabajo. Las inyecciones con esteroides no son útiles en presencia de atrofia, duración prolongada, o naturaleza progresiva de la compresión y se han reportado complicaciones por lo que no están indicadas en forma rutinaria. 

El tratamiento quirúrgico esta indicado cuando no hay mejoría con métodos conservadores y en pacientes con factores predictivos de mal pronóstico. La técnica abierta de descompresión sigue siendo segura. Esta permite la exploración completa del nervio y sus ramas. Los resultados a largo plazo son variables a dependiendo del grado de la compresión.                  

La técnica endoscópica tiene como ventajas, menor dolor postoperatorio, menor cicatriz, recuperación más rápida de la pinza y de la fuerza, así como retorno al trabajo y a las actividades cotidianas en menor tiempo. A largo plazo las técnicas son equivalentes y los resultados son consistentemente satisfactorios ya que la cirugía alivia el dolor y elimina o disminuye los síntomas. Se evita también, el daño progresivo del Nervio Mediano.  Los beneficios de la cirugía, cualquiera que sea la técnica acordada por el cirujano y su paciente superan generalmente los riesgos, y por ello es ampliamente recomendada. 

Los cuidados postoperatorios se inician con la colocación de un vendaje blando que se cambia al segundo o tercer día. Los ejercicios de movilización de la mano se inician al segundo día, el retiro de puntos entre los 12 a 14 días. Una férula nocturna se indica durante tres semanas.  Las recomendaciones para el retorno al trabajo incluyen, cargas menores a un kilogramo durante un mes, y actividad sin restricciones entre 6 a 8 semanas después de la cirugía. Los ejercicios de fuerza se inician en el segundo mes postoperatorio.

________________________________________________________________________________

 

BIBLIOGRAFÍA

     
  Szabo, Gelberman, JBJS 66A:60-64, 1994  
  Gelberman, JBJS 68A:735-737, 1996  
  Gelberman, JBJS 65A:380-383, 1983  
  Katz, Stirret, JHS 15A:360-363, 1990  
 

Durkan, JBJS 73A:535-537, 1991

 
  Fuhr, Arch, Surg 124:1329-1330, 1989  
  Green, JHS 9A:850-854, 1984  
  Cannon LG, 1981, Blecker ML 1987)  
  Haupt, Wintzer, Sonol et al (JHS, 1993)  
  Kulick, Gordillo et al (JHS, 1986)  
  Csauz, Thomas et al (Mayo Clin Proc, 1966)  
  Langloh, Linsheid (Clin Orthop, 1972)  
  Yu GZ; Firrell JC; Tsai TM; Pre-operative factors and treatment outcome following carpal tunnel release, JHS (Br) 17B, 1992.  
   
  Yu GZ; Firrell JC; Tsai TM; Pre-operative factors and treatment outcome following carpal tunnel release, JHS (Br) 17B, 1992.  
   
  Open Carpal Tunnel Release  
  Yu GZ; Firrell JC; Tsai TM; Pre-operative factors and treatment outcome following carpal tunnel release, JHS (Br) 17B, 1992.  
   
  Electorphysiologic Studies as a Predictor of Outcome  
  Harris, Tanner, Godstein (JBJS, 1979) - patients with motor abnormalities had more favorable result  
   
  Nay, Lange, Lange (JHS, 1988) - muscle wasting and electromyographic alterations resulted in a poor outcome  
   
  Brown, Jackson (JHS, 1994) - electrodiagnostic data did not predict functional outcome  
   
  Louis, Hankin (Orthopaedics, 1987) - 22 patients with normal electrodiagnostic studies and complete relief of symptoms following release  
   
  Carpal Tunnel Release and Peripheral Neuropathy  
  Al-Qatton, Manktelow, Bowen (JHS, 1994)  
  Clayburgh, Beckenbaugh, Dobyns (JHS, 1987}  
  The Superficial Anastomosis on the Palm of the Hand Between the Ulnar and Median NervesG.P. Ferrari and A. Gilbert  
   
  JHS, Vol 16B:5, Dec, 1991  
  Endoscopic CTR: A metanalysis of series published between 1983 and 1995, with focus on complication rates and postoperative sick-leave Sorensen Al, Boeckstyns EH: Free Papers, FES Malek, 94  
   
   
  Severance of the thenar branch of the median nerve as a complication of carpal tunnel release.  Lilly CJ; Magnell TD: JHS 10A:3, May 1985, p. 399-402  
   
  Ulnar nerve laceration: a complication of carpal tunnel decompression: case report and review of the literature. Favero KJ; Gropper PT: JHS 12B:2, June 1987, p. 239-241  
   
   
  Ulnar nerve laceration: a complication of carpal tunnel decompression: case report and review of the literature. Favero KJ; Gropper PT: JHS 12B:2, June 1987, p. 239-241  
   
   
  Upton & McComas, 1973 - an association between carpal tunnel syndrome and ulnar nerve compression at the elbow  
   
  MacKinnon SE, 1992 -Double Entrapment Neuropathy: significant nerve compression on two separate nerves in the upper extremity  
   
  The distal level of compression altered proximal axoplasmic flow rendering the
nerve more susceptible to compression at a proximal level, MacKinnon SE: Hand Clinics, May 1992
 
   
   
     
   

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

     
     

 

 

 
 

 

 

 

______________________________________________________________

PÁGINA PRINCIPAL  |  QUIENES SOMOS  |  AFILIACIÓN  |  ENLACES  |  ESPECIALIDADES  |  F.A.Q.  |  CONTACTO

PÁGINA DE DIOS  |  COLOMBIA  |  MAPA DEL SITIO

|

ESPECIALIDADES MÉDICAS:

Cabeza y Cuello  |  Cardiología  |  Cirugía Cardiovascular  |  Cirugía de Columna  |  Cirugía de Tórax  Cirugía General |  Cirugía Plástica

Cirugía Vascular  |  Dermatología  |  Endocrinología |  Ginecología y Obstetricia  |  Homeopatía  |  Infectología  |  Medicina del Sueño  |  Medicina General

Medicina Interna | Neurocirugía | Obesidad | Oftalmología | Ortopedia | Otología | Otorrino | Reumatología | Psiquiatría Trasplante OrganosUrología Odontología

 

 

 

CLIC para acceder al motor de búsqueda que mejor le ayudará Copyright @ 2001-2008 SusMedicos.com  ALL RIGHTS RESERVED

CLIC AQUI para entrar al Buscador más importante del mundo

       Diseño y Mantenimiento: SusMedicos.com
QUALITY MED LTDA.

Última modificación: Marzo 14, 2008

Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis