ARTICULOS RECOMENDADOS DE OTORRINOLARINGOLOGÍA

 
 

Y CIRUGÍA PLÁSTICA FACIAL

 
     
     
     

FOTOENVEJECIMIENTO

   
TULIO ROBERTO JARAMILLO, M.D.
Médico Cirujano Otorrinolaringólogo - Cirujano Plástico Facial
www.tuliorjaramillo.com
     
 
 
 

EDICIÓN 2009 DE FOTOENVEJECIMIENTO

 
 
 
 

El sol y el tiempo enemigos de la piel; ¿que puede hacer el Otorrinolaringólogo Plástico Facial para ayudarnos? 

La piel en general y en particular la de la cara, el cuello y las manos están expuestos a múltiples factores que las van deteriorando más que el resto de la piel corporal. A pesar de que hacia los 20 años de edad veamos una piel sana y bella esta ya está empezando a sufrir en forma irreversible por la acción del sol y sus rayos ultravioleta (UVA y UVB). Nuestro mayor enemigo y quien más afecta el proceso de envejecimiento acelerándolo en forma muy notoria es la exposición al sol. Hay otro factor asociado muy importante que colabora al deterioro cutáneo prematuro que es el consumo de cigarrillo; quienes fuman también tienen un más rápido envejecimiento de su piel. Tener una alimentación pobre o no balanceada, el no descansar o dormir suficientemente, la presencia de enfermedades de base y las predisposiciones genéticas de cada individuo hacen que el paso del tiempo se manifieste a un ritmo diferente de una persona a otra. 

La piel bronceada se ha considerado un atributo seductor en nuestra sociedad, este culto al sol tan de moda desde hace unos 30 años está empezando a mostrar sus estragos y las personas actualmente entre los 45 y 50 están pagando el precio de estas asoleadas, al tener pieles con más lesiones y defectos de lo esperado para su edad. Los efectos del bronceado, por la exposición continuada a los rayos ultravioleta, no son inmediatos y quienes se asolean en la adolescencia y al inicio de la tercera década, tendrán luego hacia la cuarta o quinta década (los 30`s y los 40`s) daños generados en las capas profundas de su piel por la degeneración celular. Esto las lleva a tener  más lesiones en la piel, y un envejecimiento prematuro de su piel, esto es lo que se denomina el FOTOENVEJECIMIENTO. Por lo tanto este es un proceso que se inicia desde temprana edad, y no es exclusivo -como se pensaría- de las personas mayores o ancianas. 

Nadie está exento de los efectos del fotoenvejecimiento si se expone al sol en forma continua, ya que la piel es muy vulnerable a este tipo de daño y paulatinamente se van presentando cambios en la apariencia y la función de la piel,  tornándose esta más áspera, más arrugada, con pérdida de la elasticidad y por lo tanto más flácida. Otras lesiones son la formación de manchas, hay cambios vasculares formándose venitas prominentes, hay deshidratación, e incluso pueden formarse tumores benignos y malignos.  

El envejecimiento cronológico produce arrugas finas pero la piel a pesar de ello continua siendo suave y lisa, el deterioro ocasionado por el bronceado hace que las arrugas se tornen más marcadas y profundas, así como se intensifica la flacidez cutánea. Esto se debe a la paulatina ruptura de las fibras de colágeno a un ritmo mayor que el producido por el paso del tiempo por si solo y por su parte la elastina se acumula en forma anormal. La capacidad de remodelación propia de la piel se reduce y cada vez hay más colágeno desorganizado que al irse acumulando junto con una elastina pobre favorecen las arrugas.  En forma similar el estimulo de las radiaciones sobre los melanocitos, quienes son las células que contiene el pigmento llamado melanina, que es el que da el tono bronceado a la piel, hace que este pigmento se acumule en forma desordenada, formando finalmente las manchas o zonas hiperpigmentadas. 

Las personas de piel clara, las personas con mayor exposición al sol, ya sea por su ocupación, o por practicar algún deporte o hobby al aire libre, están más predispuestas a sufrir lesiones por fotoenvejecimiento. Las horas del medio día entre las 11 a.m. y las 3 p.m. son las de mayor radiación y se debería evitar exponerse al sol a estas horas. 

El mejor tratamiento para este problema es prevenirlo, y basados en las recomendaciones dadas por los Dermatólogos (especialistas en enfermedades de la piel), se aconseja que la exposición al sol sea muy paulatina para permitir que se produzca la melanina en forma organizada y de esta forma nos pueda proteger de los rayos ultravioleta. A medida que hay más tolerancia se pueden ampliar las horas de exposición del sol evitando como se mocionó el sol del medio día mas-menos dos horas.  Siempre se debe usar algún producto que nos proteja del sol, sean pantallas o protectores solares. Se sugiere aplicarlos 20 a 30 minutos antes de la exposición solar para que se puedan absorber por la piel y puedan ejercer su efecto a plenitud. Las pantallas solares brindan más protección, están fabricadas básicamente de óxidos de zinc o titanio, pero su defecto es que son más espesas y pueden dejar un aspecto ligeramente blanquecino en la piel, actualmente hay algunas con procesos de micronización de las partículas que las hacen más fluidas y menos notorias. El otro grupo son los protectores solares quienes tienen una graduación denominada SPF (sun protección factor), y al escogerlos  deben tener como mínimo un SPF igual o mayor a 15. La aplicación de estos productos se debe repetir paulatinamente mientras se esté expuesto al sol y luego de baños en piscina o mar. Con protectores con SPF mayores se pueden alargar ligeramente los períodos de reaplicación. 

Una vez instauradas las lesiones, el Otorrinolaringólogo Plástico Facial, en colaboración con el Dermatólogo, cuando se deban manejar lesiones que necesitan de un tratamiento más especializado,  puede ayudarle a corregir los daños mediante diverso manejo, como son: 

Cremas de Grado Médico: muy útiles para corregir las manchas de la piel (hiperpigmentaciones), las arrugas finas y la flacidez prematura de la piel. Ayudan a conservar, aumentar o restituir la calidad de la piel.  

Peeling químicos y Peeling con LASER: (Exfoliaciones): son un paso más avanzado a las cremas y generalmente se necesita una preparación previa con estas para evitar efectos secundarios. Los peeling logran efectos más profundos en la piel y sus resultados son más duraderos en cuanto la recuperación de un tejido firme y con menos arrugas. 

Toxina Botulínica tipo A Botox® y Dysport®: para ayudar a la eliminación de las arrugas de expresión de la parte superior de la cara, como son las patas de gallina, las arrugas del entrecejo y las  líneas de la frente principalmente. 

Rellenos faciales: para volver a darle volumen a surcos o arrugas profundas. 

Cirugías de estiramiento facial: para reposicionar tejidos flácidos de mejillas, frente (cejas caídas) y del cuello.  

Por lo tanto cuando el aspecto de su piel, tanto en mujeres como en hombres, no lo tenga satisfecho, aunque usted esté joven, puede decidirse por consultar un especialista para determinar la mejor forma de ayudarle a su piel a estar joven y sana por más tiempo. 

Si desea más información sobre estos procedimientos, consulte mi página web

Tulio Roberto Jaramillo Villegas, M.D.

 

Otorrinolaringología

  Cirugía Plástica Facial
  EDICIÓN 2009 DE FOTOENVEJECIMIENTO

 

______________________________________________________________

PÁGINA PRINCIPAL  |  QUIENES SOMOS  |  AFILIACIÓN  |  ENLACES  |  ESPECIALIDADES  |  F.A.Q.  |  CONTACTO

MAPA DEL SITIO

Cardiología  |  Cirugía Cardiovascular  |  Cirugía Plástica  |  Cirugía Plástica Facial  |  Cirugía de Tórax  |  Cirugía Vascular  |  Dermatología

Endocrinología |  Ginecología y Obstetricia  |  Infectología  |  Medicina General  |  Medicina del Sueño  |  Medicina Interna  |  Neurocirugía

Obesidad  |  Odontología  |  Oftalmología  |  Ortopedia  |  Otorrino  |  Otología  |  Psiquiatría  |  Trasplante Organos  |  Urología

 

Conozca Bogotá

 

 
 
 
Copyright ® 2001-2013 SusMedicos.com  ALL RIGHTS RESERVED

       Diseño & Mantenimiento: SusMedicos.com
QUALITY MED LTDA.
1
Última modificación: Junio 5, 2012