|

 

 

ARTICULOS RECOMENDADOS DE CIRUGÍA PLÁSTICA

_______________________________________________________________________
|
|

REJUVENECIMIENTO FACIAL SIN CIRUGÍA: USO DE BOTOX® Y DYSPORT®

 

---

Dr. Rito Antonio Mariño, M.D.

Cirujano Plástico

 

 
_______________________________________________________________________
|
||
|
|
_______________________________________________________________________
|

Esas desagradables líneas de expresión o arrugas que aparecen en la cara con el trancurrir del tiempo pueden ser eliminadas con la utilización de la toxina botulínica, comercialmente conocida como Botox® o Dysport®, entre otras que se vienen sintetizando.

Las líneas de expresión son producidas por la acción de los músculos faciales que se encuentran  por debajo de la piel especialmente en el tercio superior de la cara, en áreas como la frente, entrecejo, alrededor de los ojos (la famosa pata de gallo). También puede utilizarse para mejorar las arrugas verticales de los labios y el cuello.

La toxina botulínica ha sido utilizada en el campo de la cirugía plástica y estética desde hace unos 8 años, con excelentes resultados, en dosis muy bajas, que no producen efecto adverso alguno en nuestro organismo.

La toxina botulínica es una proteína purificada de una bacteria llamada clostridium botulinum, la toxina botulínica tipo a es la mas estudiada y utilizada en este momento.

El Botox® o el Dysport®, son toxinas botulínicas tipo a, que actúan paralizando casi por completo la contracción de los músculos de la expresión facial. Inyectadas en el espesor del músculo, bloquean la acción de la acetilcolina, neurotransmisor encargado de llevar el impulso nervioso al músculo y producir su contracción. Al paralizarse casi por completo el músculo este va perdiendo espesor y potencia, y es por esta razón que las líneas de expresión se van suavizando y con el tiempo van desapareciendo, siempre cuando el tratamiento se realice de manera permanente.

El procedimiento se realiza en el consultorio, es muy importante que lo haga un especialista, que conozca muy bien la anatomía de la zona a tratar y la dosis indicada para obtener un efecto optimo.

El paciente se coloca en posición semisentada y según la severidad de las líneas de expresión serán las dosis inyectadas en los músculos que las están produciendo. Las áreas mas comunmente tratadas son la musculatura de la frente, el entrecejo, alrededor de los ojos (pata de gallo), los labios y el cuello.

Puede utilizarse una solución anestésica sobre la piel o hielo local para eliminar las molestias de la inyección.

Los efectos de la toxina comienzan a notarse a partir de los 5 a 10 días después de su inyección y tiene un efecto aproximado de unos 4 a 6 meses. Las líneas de expresión van desapareciendo en la medida que el paciente es constante con su tratamiento. Además la toxina tiene otra gran ventaja, mejora el aspecto y la lubricación de la piel, dando una apariencia aun mas joven al paciente. En mujeres podemos elevar la cola de la ceja de una forma muy natural y agradable, dando una apariencia juvenil a la mirada, sin recurrir a la cirugía. En pacientes con pliegues verticales en el cuello al relajar los músculos de esta área podemos mejorar mucho el aspecto y la forma del cuello.

Terminada la inyección de la toxina, se le recomienda al paciente que contraiga los músculos tratados cada 15 minutos durante 4 horas y que se mantenga en posición vertical también por 4 horas. No colocarse hielo ni realizarse masajes, esto para que la toxina por compresión no se vaya hacia otros músculos que no queremos tratar.

Cuando termina la acción de la toxina, el paciente debe repetir el tratamiento y se ha demostrado que con el tiempo, el intervalo de aplicaciones se va prolongando. No es cierto el mito de que las arrugas empeoran cuando termina la acción de la toxina, al contrario cada vez se notan menos.

Algunos efectos adversos pueden ser dolor e inflamación a nivel del sitio de aplicación o dolor de cabeza en casos muy raros. Estos efectos son pasajeros y se resuelven en pocas horas. Es decir este procedimiento no tiene incapacidad y el paciente puede salir del consultorio hacia su trabajo inmediatamente.

Existen contraindicaciones para la aplicación del Botox® o el Dysport®: enfermedades neuromusculares, alergia a la albumina humana, embarazo o lactancia, ingesta de alcohol una semana previa al tratamiento, ingesta de aspirina o antiinflamatorios dos semanas antes del tratamiento.

En definitiva la inyección de toxina botulínica, es una muy buena alternativa para aquellos pacientes que no desean una ritidoplastia o que por alguna razón no son aptos para someterse a una intervención quirúrgica.

|||

Dr. Rito Antonio Mariño, M.D.

   

     
     
     
    OTROS ARTÍCULOS DEL Dr. Rito Antonio Mariño
     
  La Liposucción Segura
  Rejuvenecimiento Facial: Cada vez más Sencillo
  Lo que Necesita Saber Sobre Mamoplastia de Aumento con Implantes de Silicona
  Liposucción en Hombres. Diferencias con la Mujer
  Rejuvenecimiento Facial sin Cirugía: Uso de Botox y Dysport
  Rejuvenecimiento Facial sin Cirugía: Hilos Rusos
     
     
     
     
   

 

 

 

______________________________________________________________

PÁGINA PRINCIPAL  |  QUIENES SOMOS  |  AFILIACIÓN  |  ENLACES  |  ESPECIALIDADES  |  F.A.Q.  |  CONTACTO

COLOMBIA  |  MAPA DEL SITIO

|

ESPECIALIDADES MÉDICAS:

Cabeza y Cuello  |  Cardiología  |  Cirugía Cardiovascular  |  Cirugía de Columna  |  Cirugía de Tórax  Cirugía General |  Cirugía Plástica

Cirugía Vascular  |  Dermatología  |  Endocrinología |  Ginecología y Obstetricia  |  Homeopatía  |  Infectología  |  Medicina del Sueño  |  Medicina General

Medicina Interna | Neurocirugía | Obesidad | Oftalmología | Ortopedia | Otología | Otorrino | Reumatología | Psiquiatría Trasplante OrganosUrología Odontología

 
 
 
Copyright ® 2001-2013 SusMedicos.com  ALL RIGHTS RESERVED

       Diseño & Mantenimiento: SusMedicos.com
QUALITY MED LTDA.
1
Última modificación: Junio 5, 2012