|

 

 

ARTÍCULOS RECOMENDADOS DE CIRUGÍA PLÁSTICA

 

 

 
     

Ingrese AQUÍ su correo  

 

___________________________________________________________________________________

 

LIPOSUCCIÓN O LIPOESCULTURA
|

|

JUAN CAMILO NOREÑA ATEHORTÚA, M.D.

 

CIRUJANO PLÁSTICO MICROCIRUJANO

Jefe Servicio de Cirugía Plástica

Hospital Universitario de La Samaritana

Bogotá D.C., Colombia

   

|

|

________________________________________________________________________

|

 

LIPOSUCCIÓN o LIPOESCULTURA. - Término empleado para referirse al procedimiento de succión o extracción de la grasa de algunas partes del cuerpo con la ayuda de cánulas metálicas especiales. A este procedimiento quirúrgico se le han dado varios nombres que guardan alguna relación entre si. Se conoce por liposucción a la extracción de la grasa localizada; por lipoescultura a la extracción de la grasa y aplicación de esta misma en otra parte del cuerpo con el objetivo de moldear y/o rellenar, la Lipoescultura también se ha llamado lipotransferencia. 

Para entender la liposucción es importante saber que el adiposito o célula grasa cumple la función de almacenamiento de la misma. Desde el nacimiento hasta la adolescencia el adiposito aumenta tanto en tamaño como en numero, después de la adolescencia el acumulo de grasa es debido principalmente al aumento de tamaño del adiposito excepto en los casos de obesidad severa donde se presenta aumento en el numero de células grasas. 

El patrón de acumulo graso es diferente tanto en hombres como en mujeres ya que los hombres acumulan la grasa principalmente al nivel del abdomen y cintura y las mujeres en los muslos y la cadera principalmente. 

La liposucción no es un tratamiento para la obesidad, es una cirugía que funciona muy bien para extraer depósitos grasos localizados que no disminuyen ni desaparecen con las dietas tradicionales ni con el ejercicio; no debe ser realizada en personas con la piel flácida porque esta piel tiene menos capacidad de recogerse. 

Existen dos tipos de equipos para realizar la liposucción, el primero es una bomba de succión que ejerce una presión de vacío, la grasa va a un frasco de recolección para ser cuantificada. Un segundo equipo es conocido como ultrasonido que a través de una cánula insertada dentro del tejido graso transmite ondas ultrasónicas que destruyen las células grasas, este último aun se encuentra en experimentación.  

Las zonas más comunes en las cuales se realiza la liposucción son el cuello, el abdomen alto y bajo, la cintura, la cadera, la espalda, los “conejos” o “cartucheras” en la zona alta del muslo y en la cara interna de muslos y las rodillas. En las otras partes del cuerpo no es recomendada, por el alto riesgo de complicaciones. 

Para realizar la cirugía se puede utilizar anestesia general, regional o local con sedación, la elección depende de la cantidad de grasa a extraer de acuerdo con el criterio del cirujano.

Las cánulas tienen longitudes y diámetros diferentes con puntas romas y varias perforaciones, estas se introducen por la piel a través de incisiones muy pequeñas (aprox. 1 cm.) ubicadas en zonas fácilmente ocultables, estas cicatrices pasarán desapercibidas. 

El porcentaje de complicaciones es del 10%. Las complicaciones menores incluyen: Sangrado, hematomas, acumulación de liquido, asimetrías y depresiones de la piel; las complicaciones mayores incluyen: Infección, coágulos en las venas o en el pulmón, necrosis de la piel y presencia de grasa en el pulmón. En el caso de la liposucción ultrasónica existe el riesgo de quemaduras de la piel.  

Aunque es frecuente que la liposucción se combine con otras cirugías estéticas, principalmente con la abdominoplastia, se sabe, porque está claramente demostrado, que el combinar la liposucción con otras cirugías aumenta 14 veces el riesgo de complicaciones, sin embargo esta decisión queda en manos del cirujano plástico tratante. También es recomendado no extraer volúmenes mayores a los 5 Lts. de grasa por sesión quirúrgica. 

Es fundamental que exista una buena consulta prequirúrgica para aclarar dudas y poder explicar la cirugía y el postoperatorio, el paciente debe saber que durante las 24 horas posteriores a la cirugía puede presentar salida de agua-sangre por los sitios de introducción de las cánulas. Debe iniciarse manejo con masajes, ultrasonido y drenaje linfático al 4º día postoperatorio combinado con el uso de la faja en lycra para compresión por un periodo aproximado de 2 meses. Es frecuente que el paciente se palpe sobre la zona liposuccionada la presencia de irregularidades o montículos que corresponden a fibrosis (cicatriz interna) la cual tiende a desaparecer a los 3 o 4 meses, esta fibrosis se palpa pero no se ve. 

Como en cualquier cirugía en esta también existen riesgos, por lo cual el cirujano debe tomar medidas de precaución para evitar cualquier tipo de complicación antes, durante y después del procedimiento.

Para tomar la decisión usted debe tener en cuenta que la cirugía sea realizada en una sala quirúrgica que ofrezca todas las garantías y ejecutada por un profesional idóneo con la preparación académica y experiencia suficiente para poderla realizar.

JUAN CAMILO NOREÑA ATEHORTÚA, M.D.

CLIC AQUI PARA CONOCER AL DR. NOREÑA

|
|

 

______________________________________________________________

PÁGINA PRINCIPAL  |  QUIENES SOMOS  |  AFILIACIÓN  |  ENLACES  |  ESPECIALIDADES  |  F.A.Q.  |  CONTACTO

MAPA DEL SITIO

Cardiología  |  Cirugía Cardiovascular  |  Cirugía de Columna  |  Cirugía Plástica  |  Cabeza y Cuello  |  Cirugía de Tórax  |  Cirugía Vascular  |  Dermatología

Endocrinología |  Ginecología y Obstetricia  |  Infectología  |  Medicina General  |  Medicina del Sueño  |  Medicina Interna  |  Neurocirugía

Obesidad  |  Odontología  |  Oftalmología  |  Ortopedia  |  Otorrino  |  Otología  |  Psiquiatría  |  Trasplante Organos  |  Urología

 

 

 
 
Copyright ® 2001-2013 SusMedicos.com  ALL RIGHTS RESERVED

       Diseño & Mantenimiento: SusMedicos.com
QUALITY MED LTDA.
1
Última modificación: Junio 5, 2012